Cuando los ángeles deciden volar

El siguiente artículo contiene información fidedigna sobre la discriminación que sufren adolescentes con una tendencia sexual diferente, kpopers y se menciona lo cruda que puede llegar la industria del KPOP con sus propias estrellas.

El gran dolor y profundo sufrimiento suelen llevar a un ser humano a quitarse la vida. Tal acto no se puede describir con cifras, pero éstas ayudan a reflejar la gravedad de un problema que la sociedad y autoridades temen mencionar.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), el suicidio es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años. Cabe mencionar que algunos de los factores determinantes de estas alarmantes cifras son los siguientes: Bullying, Cyber bullying y Bullying escolar

¿Qué es el bullying?

Según mineduc.cl… “es el acto de agresión u hostigamiento, realizado por estudiantes que atenten en contra de otro estudiante, valiéndose de una situación de superioridad. Estos actos agresivos pueden ser cometidos por un solo estudiante o por un grupo, y puede ser tanto dentro como fuera del establecimiento educacional”

Del Kpop al bullying y del bullying al suicidio…

Durante el último trimestre del año, el mundo del Kpop ha perdido a tres de sus jóvenes estrellas ¿El motivo? : Suicidio

Últimamente, en menos dos meses, el mundo del kpop ha llorado a tres artistas. Sulli, Goo Hara y Cha In Ha. Todos ellos tenían las mismas características: Jóvenes, exitosos y con todo un mundo por descubrir. Sin embargo, las dos primeras víctimas tenían algo en común: El Cyber Bullying, la sobre exposición pública y el hostigamiento.

¿Qué pasa cuando las víctimas del suicidio y del bullying ya no son idols, sino que amantes y fanáticos de la pegajosa y adictiva ola Hallyu?

Dirijámonos a Chile, específicamente en la ciudad de Copiapó dentro de las aulas del Liceo Sagrado Corazón.

«Amor y reparación» es el lema de la institución católica.

“Amor y reparación” es el lema del recinto estudiantil fundado en 1949 por las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, quienes recibieron en sus dependencias a José Matías, un joven trans que recibió múltiples acosos de parte de sus compañeras y hostigamiento de parte de algunos docentes.

Adriana Arratia, directora del establecimiento, niega que el adolescente sufriese de maltrato dentro de las dependencias de la institución. Sin embargo, sigue dirigiéndose hacia el joven como “ella”, irrespetando su identidad como hombre.

Adriana Arratia, directora del establecimiento

“Liceo de mierda, todo su entorno, las niñas y la gente en general ahí me colapsó. Yo soy solo un maricón culiao, como diría (Nombre de victimaria….)”. Con esas palabras Matías, de 15 años describió la tortura que vivió en el colegio católico donde supuestamente se practican valores como: la solidaridad, compañerismo y lealtad.

Fan de BTS y del kpop, Matías tenía miles de sueños por cumplir pero éstos se vieron frustrados el día 23 de mayo, cuando el adolescente saltó desde el último piso de su edificio.

Tampoco olvidemos lo que ocurrió el 27 de Octubre, donde unos policías chilenos llegaron a un parque donde pacíficos jóvenes realizan diversas actividades: desde lucha medieval hasta bailes koreanos.

Los servidores públicos entraron al recinto con lumas y armas de fuego, amedrentando a quienes bailaban. Los testigos dicen que atacaron principalmente a los varones para «enseñarles a actuar como hombres»…

¿Acaso una tendencia sexual o un gusto musical son razones suficientes para amedrentar y torturar a otro ser humano? ¿Ser una persona pública significa tener que soportar calumnias y mensajes de odio de parte de los cibernautas?

¿Acaso ser diferente es una razón de peso para llegar al suicidio?

Deja una respuesta